TRATAMIENTOS

El proceso de electrocoagulación es similar al tratamiento fisicoquímico típico, pero utilizando la energía eléctrica; con lo cual el uso de ánodos de sacrificio para la generación del floculante in situ con una oxidación electrolítica anódica.

Se ejecuta un proceso electroquímico controlado que destruye los compuestos tóxicos. En casi todos los casos mejora los tratamientos físico-químicos convencionales, de tal forma que además de flocular y coagular, se ejecuta también una oxidación parcial de la contaminación biodegradable y no biodegradable. Dependiendo de la calidad de agua a tratar se puede oxidar la DQO soluble mayor al 95%.

error: Contenido protegido.